Síga a ACIS en:                                                           

youtubetwitterlinkedinfacebook   

Martín Gustavo Ibarra y los beneficios del TLC

Escrito por  Martes, 18 Septiembre 2012 16:02

Con su amplio conocimiento sobre el tema, pronostica muy buenos resultados para el sector informático colombiano y los ingenieros de Sistemas.

Escrito por: Sara Gallardo M.

 

Aunque es enfático en la necesidad de dar un compás de espera -tres o cuatro años- para observar los resultados del Tratado de Libre Comercio (TLC), con Estados Unidos, Martín Gustavo Ibarra no duda en los beneficios que encierra, en particular, para las tecnologías de información y las comunicaciones, sin dejar de lado a los ingenieros de Sistemas.

 

Su condición de abogado con estudios de Derecho Comparado y de Promoción de Exportaciones, además del ejercicio profesional en la misión del Banco Mundial o en la reestructuración de los mecanismos de comercio exterior y aduanas en Filipinas, Sri Lanka, Costa Rica, Brasil, entre otros países; o sus asesorías de varios puertos en los contratos de concesión y promoción de servicios portuarios, para citar algunas de sus exitosas huellas, lo convierten en una voz muy autorizada para describir el ambiente y las condiciones que rodean al sector informático colombiano, frente al TLC, entrado en vigencia el pasado 15 de mayo.

 

Revista Sistemas: ¿Cómo describe el marco del TLC, específicamente en lo relacionado con el sector informático colombiano?

Martín Gustavo Ibarra Pardo: El TLC con Estados Unidos estimula las inversiones extranjeras en Colombia, porque les proporciona un marco legal mucho más estable. Cabe recordar que contempla un acuerdo de inversión y cuando existe un contrato con el Gobierno su diferencia ya no requiere de un juicio, sino se resolverán en un panel arbitral, que le da mucha más seguridad y agilidad, en caso de cualquier disputa por un eventual incumplimiento del Estado en contratos públicos. Esta es la mayor ventaja que habría para los inversionistas en el marco del TLC con Estados Unidos.

 

entrevista1En materia de equipos también nos favorece, porque la mayoría de los bienes industrializados está en lista A. Esto significa que a partir del 15 de mayo y siempre y cuando cumplan las normas de origen, estos equipos pueden importarse al 0% de arancel, factor que genera una ventaja mucho más importante, frente a otras condiciones en las que todavía no existe el TLC. Es más, cuando un conjunto de equipos viene con una clasificación unitaria, la totalidad de los equipos vendría amparada por el mismo arancel.

 

Otra ventaja se deriva al aumentar la capacidad económica del país y los negocios, pues obviamente todos estos procesos tienen que estar soportados en plataformas tecnológicas. Colombia es el país número once en América Latina en llegar a los Estados Unidos con un TLC. Hay otros que ya lo tienen desde hace 5 y 18 años  y todos han visto un desarrollo alrededor de tales acuerdos. México, por ejemplo, aumentó seis veces sus exportaciones y dio lugar a la  inversión extranjera, ampliación de socios comerciales y su plataforma tecnológica.

 

Para proyectar qué le va a pasar a Colombia en materia de TIC´s, no es sino observar lo sucedido en otros países del hemisferio americano con tratados de libre comercio maduros con los Estados Unidos.

 

RS: ¿Y en ese contexto cómo es el ambiente?

MGIP: Muy bueno, porque Estados Unidos importa el doble de lo que exporta, así que muy probablemente se producirán muchos nuevos negocios ganadores en Colombia, en lo marítimo -Caribe, Pacífico- y los aéreos en Bogotá y las ciudades que disponen de aeropuertos eficientes. Y, por supuesto, ese crecimiento de negocios orientado a la globalización supone plataformas tecnológicas.

 

Así mismo, el mercado colombiano cuenta con ventajas adicionales, teniendo en cuenta que las zonas francas  de parque o uniempresariales que el Gobierno ha prometido mantener, es un incentivo único que apoya la tecnología, la investigación y el desarrollo, porque además del arancel que ya se desgrava por el TLC, le elimina el Impuesto al Valor Agregado (IVA), a los equipos, a las construcciones y rebaja el impuesto para esas empresas de tecnología entre el 33 y el 15%, como ocurre en China. Esta es una condición única, porque el Gobierno logró hacer este tipo de negociaciones relacionadas con las zonas francas  dentro del TLC.

 

Se trata pues de mecanismos absolutamente compatibles con los Estados Unidos en el marco del desarrollo del acuerdo comercial.

 

RS: No obstante los beneficios que usted plantea, algunos empresarios que mantienen relaciones comerciales con Estados Unidos desde hace varios años sostienen que el TLC en nada las cambiaría ni las afectaría en ningún sentido. Y, más bien señalan que los tratados de libre comercio con otros países sí podrían ser revisados para mejorarlos. ¿Qué opina al respecto?

MGIP: Me permito disentir de tales opiniones, toda vez que el TLC no tiene que ver sólo con Estados Unidos, sino con Colombia. Quien vea únicamente la relación con ese país y no el impacto que produce en el entorno colombiano, está abriendo un ojo y cerrando el otro.

 

No hay nada que perjudique a los desarrolladores de software dentro del marco del TLC. Peor de lo que están no van a estar, no hay ningún tipo de retroceso de por medio. Los socios extranjeros tendrán protecciones adicionales sobre sus inversiones, el software estará cobijado en términos de propiedad intelectual y, además, el software producido en nuestro país, tendrá trato nacional en nueve estados de los Estados Unidos.

 

En conclusión, en ningún aspecto lo perjudica y, por el contrario, encuentra muchos elementos que lo favorecen.

 

RS: ¿Qué implicaciones cree que pueda tener el TLC en la enseñanza y en el ejercicio de la Ingeniería de Sistemas en Colombia?

MGIP: Es neutro, porque el TLC se hace para darle acceso a los productos manufacturados en Colombia a los Estados Unidos. Si se tiene en cuenta, en ese país el 93% corresponde a manufacturas y detrás de eso hay mucha ingeniería, de procesos, de software. Hay mucho sistema de afinación de procesos. Si se observa la historia de los países que han firmado tratados de libre comercio con Estados Unidos, Colombia es el undécimo país, antes lo hicieron México, Canadá, los seis países del EFTA, Chile,  Perú, y todos han sofisticado su aparato productivo manufacturero y eso envuelve definitivamente el trabajo de los ingenieros colombianos.

 

RS: Los países industrializados promueven las patentes de software, es decir, los algoritmos que se desarrollan. En otros países hay un debate sobre este tema, por considerar que es una manera de controlar el libre desarrollo de la informática. ¿Nos puede dar su opinión al respecto? 

MGIP: En ese aspecto me remito a las normas de propiedad intelectual que tiene Colombia, las cuales son universales y que si el bien es patentable pues se hace. Obviamente no soy especialista en marcas y patentes, soy abogado en comercio internacional, pero si el bien tiene los elementos para ser patentable, con toda seguridad se hará.

 

RS: ¿Usted cree que puedan presentarse dificultades en el marco del TLC con los Estados Unidos, en el entorno de la tecnología informática? Y, de ser así, ¿cuáles podría señalar?

MGIP: No creo. Precisamente para Estados Unidos, uno de los elementos fundamentales es que existe respeto por  la propiedad intelectual, porque ellos no producen tanta manufactura como servicios y software. Así que para ellos tal respeto, requisito sine qua non del TLC pues va a ayudar a los desarrolladores de software no sólo norteamericanos, sino colombianos.

 

RS: ¿Qué opina del rol que desempeña el Estado colombiano a través de entidades como el Ministerio de Comercio Exterior, el Ministerio de TIC´s, entre otras, para potenciar la industria de TIC´s a partir de los tratados de libre comercio firmados?

MGIP: El primer rol del Estado fue negociar tales tratados. Antes de que asumiera el presidente Álvaro Uribe como presidente existían tratados de libre comercio con la Comunidad Andina y México. Y él entregó ya negociados los acuerdos con Estados Unidos, Canadá, Unión Europea, Mercosur y otros países. En tal sentido, el segundo papel del Estado es haber ampliado la base de tratados de libre comercio al servicio de los empresarios colombianos. El segundo papel es crear mecanismos de promoción alrededor de los servicios. Y, en esa dirección, insisto en la importancia de las zonas francas.

 

La gran mayoría de software y el servicio de valor agregado a la industria informática se producen normalmente en zonas francas de la India, de Uruguay o de Costa Rica.

 

La legislación colombiana aplicada a las TIC´s es una de las más sofisticadas de América Latina, otro factor que el Gobierno colombiano pone al servicio del sector.

 

Adicionalmente, sin perjuicio de las funciones del Ministerio de Comercio Exterior, tenemos un  Ministerio de TIC´s especializado en la materia.

 

Considero que para las ciudades interiores de Colombia, posicionarse en servicios internacionales constituye un nuevo gran negocio de mucho futuro, pues están en desventaja frente a los procesos industriales y logísticos que están en las costas de Atlántico y Pacífico.

 

Un ejemplo de lo anterior es la zona franca de Bogotá que ha evolucionado periódicamente para convertirse en un modelo de atracción de inversiones en el sector de la tecnología, la capacitación y la inversión.

 

Algo similar ocurre en las zonas francas costarricenses, algunas de las cuales están especializadas únicamente en servicios.

 

RS: ¿Y usted cómo ve la tecnología como exportadora de bienes y servicios desarrollados en el país?

MGIP: Estamos apenas comenzando.

 

Colombia hoy no tiene un papel importante dentro del panorama internacional en la exportación de servicios. Si usted se da cuenta, los grandes productores de software son la India, Canadá, Estados Unidos, Uruguay y otros países que empiezan a descollar, inclusive México. Y aunque nuestro país todavía no aparece, no significa que no tenga potencial. Pero, será una consecuencia de todos los desarrollos que se avecinan.

 

RS: Los gremios del sector de la tecnología informática, en su opinión, ¿qué pueden hacer? ¿Qué recomendaría?

MGIP: Ya existen varios. Por ejemplo la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, (Andi), tiene una cámara para servicios de información y tecnología. Y existen otros gremios especializados que ustedes conocen mejor que yo. Considero que es muy adecuado que el sector privado se una para afrontar e identificar de la mano todos los retos que trae esa nueva etapa de la globalización que empezamos a ver desde el 15 de mayo, como consecuencia del TLC con los Estados Unidos.

 

RS: En algunos sectores diferentes al mercado de TIC´s se ha observado aumento en las importaciones y descensos en las compras que Colombia hace a los Estados Unidos. ¿Tiene alguna opinión sobre cómo funciona para el sector de la tecnología?

MGIP: Las cifras que tiene el zar del TLC indican que se ha registrado incremento en ambas (exportaciones e importaciones), aunque moderado. Esto es como sembrar un bosque, se trata de procesos de largo desarrollo; los tratados de libre comercio firmados por otros países de América han empezado a dar sus frutos después de 3 ó 4 años de su puesta en marcha. Así como en las primeras semanas de un embarazo no son muy notables los cambios ni en la madre ni en el niño, en un proceso de esos tratados los resultados son a largo plazo y son necesarios esos tiempos para empezar a ver resultados prácticos.

 

Sara Gallardo M. Periodista comunicadora, universidad Jorge Tadeo Lozano. Ha sido directora de las revistas “Uno y Cero”, “Gestión Gerencial” y “Acuc Noticias”. Editora de Aló Computadores del diario El Tiempo. Redactora en las revistas Cambio 16, Cambio y Clase Empresarial. Ha sido corresponsal de la revista Infochannel de México y de los diarios “La Prensa” de Panamá y “La Prensa Gráfica” de El Salvador. Autora del libro “Lo que cuesta el abuso del poder”. Investigadora en publicaciones culturales. Fue gerente de Comunicaciones y Servicio al Comensal en Andrés Carne de Res; corresponsal de la revista IN de Lanchile y es editora de esta publicación.

 

 

 

 

Califique este elemento
(3 votes)
Leido 15193 veces Modificado por ultima vez Jueves, 27 Septiembre 2012 18:13

Ingrese su comentario

Por favor confirme que ingreso la informacion requerida. Codigo HTML no esta permitido

Edición 124

Actividades Académicas

 

Sobre ACIS

La Asociación Colombiana de Ingenieros de Sistemas es una organización sin ánimo de lucro que agrupa a más de 1500 profesionales en el área de sistemas. ACIS nació en 1975 agrupando entonces a un número pequeño de profesionales en sistemas. Más información