Políticas de Estado para las TICs

Escrito por  Martes, 19 Marzo 2013 15:24

La meta de Colombia para 2014 es la de exportar 1000 millones de dólares  en productos de tecnología informática y de comunicaciones. En 2012 se exportaron cerca de 500 millones de dólares. Estamos lejos, pero la meta no parece inalcanzable.

 

 

La meta de Colombia para 2014 es la de exportar 1000 millones de dólares  en productos de tecnología informática y de comunicaciones. En 2012 se exportaron cerca de 500 millones de dólares. Estamos lejos, pero la meta no parece inalcanzable.

 

Jorge Ramírez Ocampo

 

El Gobierno les ha fijado a las TICs la meta de convertirse en un sector de clase mundial. Además, se han establecido atractivos incentivos tributarios para las empresas productoras y exportadoras de software en informática y comunicaciones.

 

Los elementos mencionados parecerían estar orientados a establecer una Política de Estado para el sector. Más aún, hoy es un axioma que el siglo XXI es el siglo del conocimiento y de la tecnología. Sin embargo, según la opinión de los decanos de las facultades de ingeniería de sistemas, en Colombia han bajado las estadísticas de estudiantes que se inscriben en la profesión. Este fenómeno también se ha presentado en Estados Unidos, aunque por razones diferentes a las colombianas. ¿A qué se debe esa paradoja?

 

Los departamentos de sistemas de muchas de nuestras empresas se han ido relegando a funciones puramente mecánicas, para buscar que los computadores funcionen en su tarea de aplicar software más o menos sofisticado, pero no participan en las definiciones estratégicas de la empresa ni aportan sus innovaciones para hacerla más eficiente y competitiva. Por esa razón, dichos departamentos les reportan a funcionarios de tercero o cuarto nivel dentro de la organización. Naturalmente, esta reducida posición jerárquica de los departamentos de sistemas afecta la remuneración de los profesionales dedicados a tales disciplinas y se convierte en un desincentivo grave para la atracción de nuestros mejores estudiantes, a la carrera de informática.

 

En contraste con esa situación colombiana, en los países desarrollados y en muchas de las empresas de los países emergentes, el núcleo principal del esfuerzo competitivo está concentrado en procesos de innovación, casi siempre vinculados a la Vicepresidencia de Tecnología, que le reporta al Presidente de la Empresa y, en ocasiones, a la Junta Directiva.

 

¿Cuál es el origen de esa contradicción? Los decanos de ingeniería de sistemas sostienen que se debe a la falta de una “política de Estado”. Pero, entonces, ¿cuáles son los elementos que constituyen una política de Estado?

 

1.            Educación

La base fundamental de cualquier política orientada a fortalecer el conocimiento tiene que ser la gente. Según se me informa, las empresas internacionales de sistemas que se han establecido en Colombia indican que no pueden crecer más,  porque no hay suficiente personal calificado. Pero, las responsables de la formación en sistemas son las facultades de ingeniería de sistemas que deberían estar calificadas con los más altos estándares internacionales. En Colombia solamente hay dos programas de Ingeniería de sistemas acreditados internacionalmente. Ojalá fuera posible ampliar esta certificación internacional a un número mayor de universidades. 

 

Un elemento en el que insisten los decanos es la orientación de los niños desde sus primeros pasos en el colegio cuando se deben formar para la creatividad y cuando se deben introducir al estudio de las ciencias y las matemáticas, con metodologías que los preparen para continuar su aprendizaje de matemáticas. Además, es indispensable que los colegios tengan excelentes profesores de idiomas para iniciar a los niños en el bilingüismo.

 

2.            Bilingüismo

Dentro del capítulo de educación, el bilingüismo debería ocupar una posición prioritaria. En efecto, la “lengua franca” de la informática es hoy el inglés. Este es un factor de éxito académico y laboral incuestionable. Sin embargo, los indicadores de proficiencia en esta materia que arroja el sistema educativo colombiano son pobres y preocupantes. Las causas van desde temas de política pública, que afortunadamente han tenido un importante cambio en la última década, hasta factores asociados con infraestructura escolar o nutrición. Pero, la más importante de todas tiene que ver con la carencia generalizada de docentes competentes en todos los niveles del sistema.

 

La formación en inglés en nuestro país es muy deficiente y los esfuerzos para mejorarla han olvidado que el factor fundamental para enseñar un idioma es la preparación de maestros que lo dominen y lo sepan enseñar. Cuando Costa Rica resolvió que requería un sector de informática de clase mundial, tomó la decisión de convertirse en país bilingüe. Este ha sido un factor decisivo para que muchas empresas relacionadas con hardware y software, como Intel, hicieran grandes inversiones en ese país. Gracias a estas inversiones, Costa Rica exportó en 2011 en productos de alta tecnología, cerca de 1.900 millones de dólares, que representaron casi el 20% de sus exportaciones de bienes, con un crecimiento a partir de 2009, del 69% anual.

 

Si bien hay esfuerzos esporádicos y aislados para que nuestras nuevas generaciones sean bilingües, pocas iniciativas juiciosas y de alta calidad se desarrollan de manera sistemática en el país. Vale la pena resaltar la labor de Única, primera institución colombiana  de educación superior bilingüe fundada con el respaldo del Grupo Bolívar, y orientada a formar maestros bilingües a nivel de pregrado y postgrado, con resultados asombrosos en términos de la calidad y pertinencia de sus egresados. En ocho promociones ha entregado a Colombia 166 profesionales de la educación (licenciados y post graduados) que sobresalen,  tanto por los resultados que obtienen en las pruebas que practica el Estado, como por el índice de empleabilidad y la efectividad en los  aprendizajes que logran sus alumnos, ya sea  a nivel escolar como en universidades de primer nivel (Externado de Colombia, Jorge Tadeo Lozano, entre otras). Pero, faltan más programas para la formación profesional de maestros de lenguas con los niveles de calidad que se ha demostrado que son posibles.

 

3.            Matemáticas y Física

Igual que en el casodel bilingüismo, se puede decir que la formación en estas materias, que son base fundamental para la formación en informática, es muy deficiente. Los profesores y los métodos para enseñarlas también lo son. Por eso la Universidad Carnegie Mellon, líder en Ingeniería de software, ha puesto particular atención en el uso de la robótica para que, a través de la lúdica, se mejoren esas competencias en los estudiantes y se incentive el estudio de las Ingenierías.

 

4.            Protección de la propiedad intelectual

En Brasil, según The Economist del 11 de noviembre de 2012, “la protección de su propiedad intelectual es una de las primeras preocupaciones de quienes desean invertir en el país”. Ello, a pesar de que la legislación de protección de patentes, marcas y derechos de autor está alineada con la legislación internacional. Además,  hay un grupo cada vez mejor preparado de jueces que entienden los temas relacionados con la propiedad intelectual y que están aplicando la ley.

 

Se puede decir que en Colombia la legislación también está cada vez más sincronizada con las normas internacionales, pero todavía no hay cultura de respeto a la propiedad intelectual. Muchos colombianos no se atreven a robarse un lápiz de un supermercado, pero no les tiembla la mano cuando copian un CD o instalan un programa en su computador sin pagar regalías. Eso hace que no se aprecie en debida forma a quienes se dedican a desarrollar nuevos programas o conocimientos y que no haya incentivos para atraer a nuestros mejores estudiantes a las carreras relacionadas con la investigación y desarrollo y conocimiento. Y sin tecnología propia nunca convertiremos a la informática en sector de clase mundial.

 

5.            Internet

Colombia es unode los países de América Latina que ha logrado mayores tasas de crecimiento en la participación de sus ciudadanos en Internet. Afortunadamente,  ya se está en proceso de instalar banda ancha (G4) para los teléfonos portátiles. Sin embargo, la estructura oligopólica del sector de telecomunicaciones ha hecho que los costos de acceso sean muy altos y que los servicios sean poco confiables. Este es uno de los factores que más limitan la competitividad del país según informes recientes del Banco Mundial y de la OCDE.

 

6.            Acceso a equipos

Relacionado con el punto anterior, está el problema de acceso a equipos de alta calidad a precios razonables. Este es un factor clave para que nuestros niños se familiaricen con la informática desde temprana edad. En este campo hay países que han logrado una penetración muy amplia de los “computadores para educar”, con programas de tecnología abierta disponibles.

 

7.            Seguridad Informática

Uno de los grandes riesgos que tiene la penetración generalizada a Internet es la posibilidad de la proliferación de delitos relacionados con la Red. Por eso es necesario adoptar legislación con dientes para sancionar la extorsión, el matoneo, el robo, la pornografía, etc. a través de Internet.

 

8.            Empresarios por Internet

Una de las fallas que encuentran los decanos de sistemas para catapultar el sector de la informática como sector de clase mundial, con vocación de conquistar los mercados internacionales,  es la carencia de empresarios audaces, que no se limiten a formar pequeñas empresas de 2 o 3 socios que desarrollan software de alcance limitado. Sin embargo, para lograr este propósito, es necesario que, además de los aspectos hasta aquí mencionados, la legislación se adapte a la evolución de la tecnología en temas tales como los siguientes:

a.            La nube:el reconocimiento de la existencia de la nube y de la posibilidad de que ésta se ubique en servidores que están casi siempre en el exterior, genera dificultades para el licenciamiento, la suscripción y el pago de los servicios que suministra.

b.            Hosting:existe también el problema de definir la jurisdicción de los proveedores de Hosting. Sin ese servicio, seguimos atados a los equipos físicos que ingresan al país y que difícilmente se pueden mantener a la altura de la evolución vertiginosa de la tecnología.

c.            Información estatal:hay hoy una limitante grave para las entidades oficiales a las que no se les permite hacer el Hosting de su información en proveedores del exterior.

 

Conclusión

Alexaminar el panorama de la informática en Colombia, se llega a la conclusión   que estamos formando para el status quo; que no tenemos una visión ambiciosa de largo plazo en este campo; que no estamos generando incentivos para que nuestras empresas les den el estatus que se merecen a sus ingenieros de sistemas; y que no estamos atrayendo a esta profesión del Siglo XXI a nuestros mejores talentos.

 

Espero que estas reflexiones ayuden a impulsar el compromiso del Estado, de nuestras empresas, de nuestras universidades y de nuestros colegios con una política audaz, con metas concretas para el desarrollo de la tecnología en Colombia.

 

Jorge Ramírez Ocampo. Master en Desarrollo Económico en Williams College,  Massachussets. Economista de la Universidad de los Andes;  Licenciado en Filosofía y Letras de la Universidad Javeriana, y Profesor de Matemáticas Superiores de la misma Universidad. Ha sido profesor de Economía Internacional, de Teoría Económica de Productos Básicos y de Evaluación de Proyectos de las Universidades de El Rosario y de Los Andes, en Bogotá.Socio de Araujo Ibarra y Asociados S.A. en donde se desempeña como consultor especializado en comercio internacional y finanzas. Se ha desempeñado entre otros cargos como Ministro de Desarrollo Económico; Presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Colombia (ANALDEX); Director Ejecutivo de la Compañía Colombiana Automotriz y Representante Permanente de Colombia en la Organización Internacional de Café, en Londres. Autor de varios libros.

 

 

 

Califique este elemento
(2 votes)
Leido 23141 veces Modificado por ultima vez Miércoles, 03 Abril 2013 16:11

Ingrese su comentario

Por favor confirme que ingreso la informacion requerida. Codigo HTML no esta permitido

Edición 126

Actividades Académicas

 

Sobre ACIS

La Asociación Colombiana de Ingenieros de Sistemas es una organización sin ánimo de lucro que agrupa a más de 1500 profesionales en el área de sistemas. ACIS nació en 1975 agrupando entonces a un número pequeño de profesionales en sistemas. Más información