Síga a ACIS en:                                                           

youtubetwitterlinkedinfacebook   

Las redes sociales y su impacto en la sociedad

Escrito por  Jueves, 13 Diciembre 2012 14:45

Para conocerlas más a fondo, analizarlas y debatir sobre los aspectos positivos y negativos que han acompañado su aparición, fueron reunidos varios especialistas que trajinan a diario con ellas, desde diferentes disciplinas.

 

Para conocerlas más a fondo, analizarlas y debatir sobre los aspectos positivos y negativos que han acompañado su aparición, fueron reunidos varios especialistas que trajinan a diario con ellas, desde diferentes disciplinas.

 

Ecrito por: Sara Gallardo M.

 

Los más de 100 millones de latinoamericanos que han hecho de Facebook la red más popular de la región o los 33 millones de personas que desayunan y se acuestan circulando en Twitter, bastan para no dejar pasar de largo la oportunidad de mirarlas con detenimiento y dimensionar el impacto producido, sobre todo en el país.

 

De ahí que la revista Sistemas convocara a la mesa de debate en esta edición a varios especialistas, quienes conviven con ellas desde sus distintas disciplinas y muy interesantes actividades profesionales.

 

Alejandro Recio, gerente de AR Solutions, una compañía con ocho años de existencia, que trabaja para artistas como Ricky Martin y marcas tan importantes como Avaya. Andrés Umaña, abogado de Brigard & Urrutia, enfocado en el área de telecomunicaciones, medios y tecnología. Oscar Varela, docente de la Universidad Militar Nueva Granada y dentro de poco tiempo con su doctorado en Comunicación y Educación en la Red; y, Jairo Rueda, director Creativo de Timoteo, compañía desarrolladora de productos, a partir de la lúdica de la palabra escrita.

 

Los cuatro, en compañía de Francisco Rueda, director de esta publicación, Beatriz E. Caicedo, directora ejecutiva de ACIS, Jorge Jaramillo, docente de la Universidad Militar Nueva Granada y moderador del foro, además de Sara Gallardo M., editora de la revista, compartieron los pormenores del debate que, sin duda, enriquecerá la consulta de nuestros lectores.

 

Jorge Jaramillo

Investigador de la Universidad Militar

Moderador del foro

¿Deben las personas y las empresas estar conectadas a las redes sociales? ¿Por qué? ¿En qué las favorece? ¿De qué se pierden las que  no lo están? Señalar los aspectos por separado.

 

Alejandro Recio

AR Solutions

Gerente

Primero que todo hay que tener en cuenta que cuando hablamos de redes sociales no estamos hablando solamente de Twitter o Facebook, existen muchas redes como las relacionadas con el conocimiento constructivo, las de intercambio de video y las redes de depuración de links, entre otras. El hecho de que las personas o las empresas estén como tal en la red no necesariamente quiere decir que todas deban estar donde está el resto de la gente. Hay objetivos principales por los cuales estar en determinada red.

¿En qué los favorece? Digamos que las personas y las empresas empiezan a parecerse mucho, en la medida en que uno ingresa a una red para conectarse e interactuar con otras personas. Las empresas tienen que empezar a encontrar quiénes son ellos en la red. Deben estar ahí para tener la oportunidad de compartir experiencias, conocimientos, puntos de vista, que es lo que hace crecer a las compañías, a través de conectarse con otras y de crear una relación más personal con sus clientes. Cuando uno tiene una relación más personal con sus clientes, tiene la posibilidad de enmendar algún error y si es un conocido, de pronto él es quien puede ayudar a sanar ese error. Nosotros, por ejemplo, cometemos algún error en algún escrito o en algo y el mismo cliente nos dice y nosotros mismos lo podemos corregir. Esa relación hace que uno pueda crecer mucho, tanto en el servicio como en el producto.

Encontrar personas afines es otra cosa que lo empieza a favorecer a uno como persona. Hay redes de personas que por ejemplo sufren de cáncer y encuentran otros en las mismas circunstancias que los ayudan a sentirse mejor, porque no se sienten solos. Otras cosas que favorecen son la información al instante y el hecho de que hay un costo menor, al entrar en esta parte digital. Hablando en números, son más de dos billones de vistas diarias en Youtube, para citar un ejemplo.

 

Andrés Umaña

Brigard & Urrutia Asociados

Abogado

A cualquier empresa le favorece estar conectada a las redes sociales en general, no necesariamente, como decía Alejandro, teniendo presencia, sino entendiendo para qué es útil. Cito un ejemplo propio, los abogados somos poco dados a estar en redes sociales y nuestro mercadeo no está asociado con mercadeo masivo. Somos más del mercadeo voz a voz, de referencias.

 

En la compañía de abogados para la que trabajo discutíamos mucho si tener la página de la firma en Facebook y la respuesta fue no. No nos sirve como mercadeo, pero sí nos sirve mucho estar todos conectados con las personas que conocemos, para obtener información sobre cómo abordar determinado problema o sobre qué está pasando. Y, en general, para disponer de mucha información. En esa medida creo que es muy útil para una empresa estar conectada viendo cómo le puede servir, no creyendo, como lo decía Alejandro que las redes sirven de la misma manera para todos. Cada uno tiene que encontrar cómo las aprovecha.

 

Para las personas creo que también es muy útil, no solamente como herramienta de comercio o trabajo, sino desde el aspecto personal para obtener información que antes no estaba disponible; me parece que hace parte de la inteligencia de las masas, que este es un fenómeno inteligente. Lanzar una pregunta en una red social y encontrar una respuesta fácil y rápida, iniciar una conversación alrededor de un tema que uno probablemente no podría buscar fácilmente en Google. Esto genera una ventaja sobre cualquier otro aspecto. No es lo mismo encontrar una información que tener una conversación. Y lo que hacen las redes sociales es permitir esas conversaciones, es decir, se trata de una forma distinta de generar conocimiento a como lo hace el sistema tradicional, de buscar información que está colgada en determinado sitio.

 

Francisco Rueda

Director Revista Sistemas

¿Qué tan consciente es la gente que utiliza redes sociales de ese poder colectivo? ¿Hasta dónde se explota esa experiencia colectiva? Hasta dónde las empresas se preguntan cosas como: ¿Qué es lo que me interesa de esa colectividad que está allá? ¿Qué es lo que quiero que haga? ¿Qué es lo que quiero que me ayude a pensar? ¿Quiero que me ayuden a resolver un problema o a hacer mercadeo? A mí me da la impresión de que eso no siempre pasa, o pasa por casualidad; no es una intencionalidad de las empresas que hacen actividades como mercadeo o investigación y desarrollo. Simplemente les va saliendo. Pero no son conscientes de que con una red social lo que quiero es que este grupo de personas digan algo, opinen algo, me ayuden a diseñar un nuevo producto, me ayuden a resolver un problema que no he podido resolver, me ayuden a resolver un caso jurídico. Y eso tiene que ser muy explícitamente diseñado, eso no puede ser lo que vaya saliendo, tiene que haber  un diseño detrás.

Oscar Varela

Universidad Militar Nueva Granada

Ingeniero electrónico y docente

Un poco de ese movimiento mencionado en cuanto cómo mover las masas, es fácil porque el comportamiento de las redes sociales es un comportamiento de caos. Yo no puedo diseñar una campaña y pretender que las personas se muevan de esa manera igual. Es decir, las personas toman sus propias decisiones y lo que sí pueden hacer es generar un contenido para atraer. Buscar esa información para hacerse visibles y atractivos. Si no, la red social va a perder todo el sentido. Puedo poner toda la información, pero si no tengo ubicado mi sector para llamar la atención, los demás no van a contribuir con lo que yo quiera, aunque pudiera planear un sistema de caos. Es como decirle a uno de ustedes, venga hagamos esto y obligarlo, de acuerdo con estos lineamientos tengo que responder.

 

Es un asunto complejo, sobre todo porque en la red social yo puedo decir lo que quiera, cuando quiera, en el momento que quiera. Es más, si quiero me puedo identificar o puedo utilizar un homónimo y puede ser cualquier persona. Así que tener ese control de las masas no es fácil. Trabajar en una política de venga y nos reunimos, no es la más adecuada, hay que dejar que la red fluya, que se genere la campaña, que lo que yo estoy invirtiendo se vuelva un contenido de interés para la misma comunidad a la cual estoy entregando la información, y en el transcurso del tiempo esa misma comunidad es la que va a ayudar a crear el contenido.

 

Francisco Rueda

No siempre se sabe qué es lo que se espera de la red social. Si  lo que busco es hacer mercadeo, lo que tengo que hacer es generar actividades para que las personas me ayuden a hacerlo. Porque yo no controlo la red social, pero tengo que tener un objetivo,  un público al cual quiero dirigirme, por ejemplo, mis clientes, una estrategia para que la gente participe, por ejemplo haciendo preguntas estimulantes o con una recompensa. Yo no controlo la red social, pero si tengo formas de mover la dinámica en ciertas direcciones. Por ejemplo, un caso muy interesante es el de la red Innocentive a través de la cual las empresas  o personas ponen desafíos y hay  una red de trescientos mil expertos que están dispuestos a analizarlos y dar soluciones. Pero se requiere una organización, una direccionalidad, un diseño. Si uno simplemente coloca contenidos, a ver qué pasa, a veces funciona, pero es muy probable que no. Si uno simplemente se contenta con estar en Facebook o en Twitter, eso no tiene mucho impacto. Las empresas que participan en redes sociales ¿se han puesto a pensar qué es lo que quieren, a quién quieren atraer, para qué y cómo lo van a hacer? En el caso de esta revista, por ejemplo, tenemos ideas de qué tipo de colaboración queremos,  que nos envíen artículos, que opinen sobre ciertos temas de sistemas, que nos ayuden a definir cuáles son los temas interesantes, pero quizás no hemos realizado las acciones requeridas para que eso ocurra. Eso hay que definirlo, hay que diseñar actividades para que eso pase,  porque si no las genero pues no pasa nada.

 

Oscar Varela

Al incluirse en cualquier tipo de red social uno debe estar preparado. La empresa no debe lanzarse porque está de moda Facebook. Hay que prepararse. Primero, porque eso le da visibilidad, acercamiento a su público, le da un poder de escucha que no lo tiene en cualquier otro entorno. El primer entorno inmediato que es el de mis socios más cercanos, me hace tener un poder de escucha cercano, pero cuando ya estoy en las redes sociales, el poder de escucha se aumenta, no sólo a cercanos, sino a terceros y a todas las redes que responden a través de la primera red. Ese poder de escucha trae unas amenazas y unas fortalezas. Las primeras amenazas son que si estoy haciendo las cosas mal, van a llover las críticas a través de la misma red social y si no estoy preparado para escuchar y dar solución oportuna a esas críticas,  lo que va a haber es un final de la empresa.

 

Hay dos casos, uno aquí en Colombia con Bosch y otro a nivel internacional con Dell los cuales fueron tocados por las redes sociales. El primero, a través de Facebook y el segundo a través de un blog que fundó Jeff Jarvis, quien se empezó a quejar y motivó a un montón de gente a hacer lo mismo, porque no los atendían. Eso se volvió una bomba de tiempo y cuando la empresa se dio cuenta entró a la red social y observaron que había miles de páginas quejándose de ellos. Entonces, construyeron una política a través de la misma red social para escuchar a la gente y dar solución oportuna.

 

Estar y no estar es una amenaza y una oportunidad. No estar es más riesgoso que estar ahí. Pero el estar ahí sin una adecuada planeación, sin estar preparado ni bien asesorado, y sin tener una persona que responda a la red social, también es un riesgo. Hay que estar atento a lo que nos están diciendo y también entregar la información de manera oportuna. Para eso, es necesario tener una capacidad de respuesta frente a la misma red social, no dejarla ahí quieta, porque la información se puede volver chisme y si no estoy presente en ese chisme pues me va a llegar la información en otra vía.

 

Los que no están, yo digo que en algún momento van a estar. Es casi imposible olvidar que la red social está allá. Si yo estoy haciendo las cosas muy bien, van a estar comentados por otras personas que van a decir mire, esa empresa es muy buena, independientemente de si está o no. Si estoy haciendo las cosas mal, por obvias razones voy a estar en boca de otros comentarios. Se van a perder oportunidades de negocios y crecimiento.

 

Jairo Rueda

Timoteo

Director Creativo

Cuando las empresas entran a las redes tienen que tener respeto. Respeto por lo que ellos tienen como compañía para compartir. Timoteo es una historieta que genera unas frases y unas imágenes y sobre eso desarrolla unos productos. Pero, la respuesta de la gente en las redes era distinta y nos costó un poquito de trabajo entender que el seguidor de Timoteo en Facebook era muy diferente, al seguidor de Timoteo en los blogs. De hecho, desarrollamos dos blogs distintos cuando empezamos a notar la diferencia entre lo que la gente quería recibir y lo que nosotros queríamos transmitir.

 

Luego se empiezan a generar los seguidores para dirigir una pregunta y  obtener una respuesta específica. Lograr que una persona, sobre lo que uno está ofreciendo, exprese me gusta o me convierto en seguidor, exige respeto. Yo me imagino que a ustedes les ha pasado que, de repente, empiezan a recibir más mensajes de los que quisieran de un sitio, que por gusto o por compromiso alguna vez le dijeron me gusta. Entonces hay que ser muy cuidadosos, muy respetuosos de la persona que dijo yo lo sigo, para que no se canse de lo que queremos ofrecerle, de lo que queremos compartirle. La sobre  exposición de una marca resulta siendo cansona para la gente y, a través de ese cuidado de la relación con el otro, es posible entender para qué sirvo yo a la gente que me está siguiendo en determinada red. Eso le facilita a la empresa dirigir mejor sus preguntas, recibir las respuestas adecuadas y lograr una relación gratificante. Porque en realidad, no se trata de decir tengo tantos seguidores en Facebook o cuántos en Twitter, sino que a través de esa interacción en tiempo real, los seguidores y la empresa en este caso, estén contentos, haya sonrisas. La gente se alegra de poner información nueva. Para resumir, debe existir un respeto por el mensaje a transmitir y por las personas conectadas a la red.

Jorge Jaramillo

¿De qué forma las redes sociales contribuyen a los procesos de aprendizaje? ¿Cómo se participa en la construcción de conocimiento? Aquí ya nos adentramos un poco en el tema académico.

 

Alejandro Recio

En las redes aprenden las personas y las empresas. Hay un libro muy bueno, es Conversation Company, sobre cómo la misma compañía debe empezar a permitir esta cultura y eso empieza con la visión de la empresa. Y la visión online no es siempre la misma visión offline. Nosotros tenemos experiencias de clientes que dicen: ¿ustedes venden y dan servicio online? O para dónde quiere usted llegar online? Todo va hacia cómo concluyen esos procesos de aprendizaje. En las redes sociales y todo lo que es Internet  lo que tratamos de apoyar es el mercadeo de entrada. Y se da esa cultura en la cual entre más uno da, más recibe. La gente no come cuento. Una marca que te diga que el cigarrillo es lo mejor, lo que te decían hace treinta años, ya eso nadie lo cree.

 

Me gustaría recomendarles otro libro, también muy interesante: Trust Agents de Chris Brogany se refiere a cómo, en algunas ocasiones, cada persona puede generar valor desde el conocimiento e impactar quizás más que la misma compañía.

 

Con relación a la construcción de conocimiento hay una teoría denominada  costumer development que trata sobre cómo ir desarrollando el producto final para un cliente final, y una ventaja para lograr esto es el uso de Internet. Si yo tengo una idea puedo sacar el producto mañana, no tengo que esperar a crear toda la aplicación, todo el software para empezar a tener clientes. Es ideal tener una propuesta de valor básico y empezar a probarla. Hay mucha gente que ni siquiera ha sacado el producto y crean web pages, unos ads en Facebook, o google, con el fin de iniciar una primera prueba de valor, midiendo que tan receptiva ha sido la gente, si han entrado, cuánto tiempo y demás variables que puedan direccionar pasos a seguir.

Por eso, todo lo que es customer development creo que hace parte de una cultura de colaboración, construyes conocimiento para beneficio de una idea, o de un producto. Existen pruebas que se conocen como AB testing, pruebas de sentimiento, entre otras, estos métodos abren la posibilidad de también construir una idea. Atrayendo personas de las redes se logra seguir depurando el enfoque. Este tipo de pruebas en mi concepto siguen apoyando la creación del conocimiento.

 

Andrés Umaña

La relación de aprendizaje y formación de conocimiento, tener presencia y estar activo en redes sociales, cambia de manera sustancial. A mi juicio y desde mi experiencia personal, la gran ventaja es la posibilidad de encontrar personas que tienen conocimientos e intereses comunes, lo cual facilita el aprendizaje. El ejemplo que siempre menciono en mi compañía tiene que ver con la gran cantidad de personas en Facebook que trabajan en mi tema, lo que me facilita enterarme de lo que está sucediendo a través de estos medios.  

 

En la oficina tenemos un centro de información está encargado de brindarnos información actualizada sobre los eventos que nos interesan como abogados, pero debo reconocer que las redes sociales en las que yo estoy le ganan al centro de información empresarial. Definitivamente, las redes ofrecen una gran ventaja frente a la inmediatez, a la interacción con personas de intereses afines, aunque también se corre el riesgo de una saturación de contenidos. Si una persona o empresa quiere hacer presencia en las redes debe ganarse una buena reputación, porque ese es el filtro por excelencia para ganar adeptos. Llenar de “basura” a los usuarios, lo único que se hace es “ruido” y es otra la dinámica. Una ventaja adicional y también muy importante que generan esos virtuales es el aprendizaje, que en especial para nosotros los abogados lo hemos logrado de una forma tradicional. La docencia me ha permitido descubrir nuevas formas de presentar la misma información. No es lo mismo hablar de la teoría de un experto que mostrar un video de esa persona. La clase magistral por supuesto es muy importante, pero hoy en día debe ir acompañada de las otras herramientas que proporciona la tecnología, para incentivar el aprendizaje colectivo.

 

Así mismo, como las redes sociales son dinámicas, hay que estar muy pendiente y sobre todo, saber cómo reaccionar rápidamente. Mi consejo para los clientes es ver qué funciona después de experimentarlo. Las compañías, por lo general, se dedican a desarrollar una política antes de ingresar a las redes y ese proceso les toma mucho tiempo. Así que cuando la tienen lista, el entorno ha cambiado y ese tiempo se ha perdido. Eso nos sucedió en la compañía. Entonces lo que hicimos fue crear presencia, lanzar ideas para ver qué funcionaba y eso nos proporcionó acceso confiable y adeptos.

 

Jairo Rueda

Les voy a contar esta anécdota. Cuando nosotros empezamos a trabajar el tema de las redes descubrimos que si uno escribía Timoteo en Google,  aparecía una cantidad de cosas inesperadas: Cursos de letra Timoteo en Soacha; clases de letra Timoteo en Montería… y eso no tenía nada que ver con nosotros. Nuestra historieta contempla un tipo de letra especial, que se hizo más famosa de lo que nos podíamos imaginar. Entonces, nos pusimos  muy juiciosos en la tarea de desarrollar un producto nuevo orientado a enseñar cómo hacer esa letra. Para ello, generamos un blog, una relación con gente que quería aprender ese proceso y alcanzamos un seguimiento inesperado de parte de quienes estaban participando en los grupos que veíamos por doquier en la red. Consolidar ese espacio significó detenernos a analizar el proceso natural de creación de la letra para racionalizarlo. Eso nos obligó a investigar sobre tales temas para aprender mucho más y poder enseñar por esas vías. Y, cuando creíamos que todo estaba cubierto y listo, la gente empezó a generar nuevas preguntas, hasta el punto que tuvimos que aclarar que no éramos una compañía fabricante de marcadores, planteamiento que también produjo más interrogantes entre los seguidores; y de repente, en el mercado aparecieron marcadores chinos para los cursos mensuales de la letra Timoteo. Era algo absurdo; alguien robando lo que uno hace y esa situación no es de fácil manejo. Al comienzo se trata de un juego perverso que produce dolor de estómago, hasta que se convierte en algo divertido en el intento por alcanzar al conejo blanco.

Ahora, por ejemplo, gracias a todas esas incógnitas que parecían insolubles, resolvimos la segunda instancia de esa pregunta. También a través de las redes, logramos encontrar a alguien que hacía marcadores en Colombia de una calidad superior a los que se consiguen en los almacenes especializados en ese tipo de producto. Marcadores que cuando esté impresa esta revista ya estarán circulando en el mercado, con guías de letras para que la gente escriba con nuestro diseño. Con seguridad, si en un año nos vemos, habrá surgido otro  tipo de preguntas y otras posibilidades. Para resumir, uno cree que el aprendizaje debe hacerse de manera formal, pero resulta que en las redes es posible volverse oráculo, entender la pregunta y encontrar la respuesta.

 

Sara Gallardo

Editora Revista Sistemas

¿Cuánto tiempo tomó ese proceso de preguntas y búsqueda de las respuestas adecuadas, hasta el descubrimiento de los marcadores producidos en Colombia?

 

Jairo Rueda

Desde la coincidencia en que aparecieron los marcadores han transcurrido seis meses. Un año nos tomó responder la primera parte de los interrogantes relacionados con la letra. Y ahora, estamos muy alerta para encontrar información, documentarnos, de manera de estar listos para la próxima pregunta.

 

Oscar Varela

El aprendizaje no es un tema fácil de abordar, cuando hablamos de redes sociales, en la medida en que existen muchas vertientes como por ejemplo, el proceso de Timoteo. Lo cierto es que de toda la información disponible en las redes, no todo es basura y es necesario indagar y profundizar para asegurar la calidad. Lo primero es aprender de las empresas que figuran en las redes para luego determinar qué es lo que se puede ofrecer. Luego la compañía aprende de la experiencia de las personas para su propio crecimiento. Pero también, en comunidades de aprendizaje hay un cambio muy grande, porque el entorno es distinto y las diferencias sustanciales con relación a una década atrás para las instituciones educativas, para los niños, jóvenes y adultos. Quienes tienen más presencia en las redes son los jóvenes. Mi hija, por ejemplo, realiza trabajos colectivos a través de Facebook con 14 compañeros más. Quienes tienen más presencia en las redes son los jóvenes. Considero que el grado de aprendizaje es alto y puede superar el que se genera en el aula de clase, donde pueden quedar mil dudas sobre un tema. A los estudiantes muchas veces les da pena preguntar y regresan a la casa con grandes incógnitas. En el ejercicio que realizan dentro de la comunidad virtual, comparten experiencia, aclaran sus dudas e indiscutiblemente aprenden. En la universidad también se ven muchos cambios; del modelo en que el docente dictaba su clase tradicional y él era el proveedor de información, ahora las circunstancias son muy distintas. En la universidad se ven todos los cambios habidos y por haber. Se está pasando del modelo en que el docente dictaba su clase tradicional, donde él era el volcador de información, a otra situación en la que los estudiantes participan, opinan y exigen. Antes, tocaba ser experto en comunicaciones, en la red para poder  generar otro contenido y aportar. Las redes sociales han roto esa barrera y han hecho que la sociedad hoy tenga mucho más conocimiento.

Sara Gallardo

Las redes sociales han generado nuevas dinámicas en el proceso de  aprendizaje. En tal sentido, ¿el docente ha cambiado?, ¿también la metodología?,  ¿son mayores las exigencias en términos de recursos?, ¿los alumnos qué esperan?

 

Oscar Varela

Todas las instituciones educativas están trabajando en ese proceso de aprendizaje, porque no es fácil. Se trata de generar contenido de calidad y eso tiene nuevas exigencias, utilizando las herramientas tecnológicas. La clase donde el profesor suministra la información y motiva la consulta en un libro, ya no funciona. Ahora hay que recurrir a todos los recursos disponibles en la virtualidad, en las redes sociales para crear una dinámica con ese cubrimiento. Ese ambiente hay que fomentarlo y lograrlo es bien complejo sobre todo en docentes de cierta edad, grupo en el que algunos se resisten a acceder a este tipo de tecnología, argumentando que tales herramientas no son útiles, que sirven para la vagancia. Hay que entrar en el cambio, introducirse en las redes sociales donde no se encuentran contenidos estáticos y donde el docente  puede mejorar, en procura de contenidos de alta calidad.

 

Andrés Umaña

Una de los aspectos molestos de los libros digitales es que están pensados como si fueran impresos. Lo que uno baja en el Kindle no lo puede subrayar, ni tomar anotaciones. Vienen sin videos, no permiten hacer muchas cosas que podrías hacer en un anotador de texto, donde es posible además de rayar, colorear y hacer cualquier otra cantidad de cosas. Está pensado con las limitaciones de un impreso que no tiene ningún sentido.

 

Oscar Varela

Creo que todo esto tiende a cambiar. El primer paso fuerte fue haber sacado el libro de aquí y haberlo puesto allá. Porque la idea es que todo lo que se pone en la red se puede piratear. Ese es el primer miedo de una revista grande, en la medida en que el contenido puesto en la red va a reducir los precios de venta, porque todo el mundo tiene acceso a ellos. Una vez se está en la red se pierde control.

 

Francisco Rueda

Todo parece indicar que se está creando un nuevo paradigma de aprendizaje a través de las redes sociales. La pregunta que habría que hacerse es si el método tradicional está obsoleto, si la educación formal ya no es útil.  Yo diría que no todo se puede aprender en el estilo de la red social, que es caótica. Si uno quiere aprender Física Cuántica es más eficiente hacerlo a través de los métodos tradicionales de la educación formal. Tengo la impresión que a través de las redes sociales, que son espontáneas y todo el mundo colabora, se pueden adquirir cierto tipo de conocimientos. Pero para otros, eso no es fácil de hacer  con redes sociales.

 

Sin embargo cabría preguntarnos  si la educación formal se volvió obsoleta con las redes sociales. Y no estamos hablando de los cursos virtuales como los de Coursera, porque esos son cursos tradicionales: hay un profesor, hay unos contenidos predefinidos y unas evaluaciones. Es lo mismo pero llevado a internet.  Estamos hablando de redes sociales, que no tienen reglas, direccionalidad, en donde intercambiando conocimiento se aprende. Son ambientes en donde alguien coloca un contenido  y el otro contesta, y alguien más contra argumenta. Pero es indudable que así también se aprende. La alternativa es la instrucción tradicional, que es organizada,  direccional y yo creo que ciertos conocimientos tienen que ser adquiridos de esa manera. Uno no se va a inventar la Física Teórica a través de redes sociales, a través de la interacción de varias personas, porque esta ya existe, ya hay una serie de tradiciones, de conocimientos,  de teoremas que no van a salir espontáneamente de una red social. En la red social se adquieren conocimientos de cierto estilo, yo diría que son más sencillos, superficiales, prácticos, deducibles fácilmente por las personas con preguntas. Pero ya las cosas más complejas como la Matemática, no van a salir de una red social. Un  joven no se va a aprender la Teoría de  Grupos mediante ese mecanismo,  porque es un conocimiento complejo, que lleva la humanidad  mucho tiempo elaborándolo.

La pregunta concreta es ¿en qué medida la enseñanza tradicional, con un profesor, que es el que dirige, el que sabe, el que tiene experiencia,  se volvió obsoleta?

 

Alejandro Recio

A mí me parece que una de las ventajas de la red que marca la diferencia es que cada persona puede encaminar el conocimiento. A veces uno tiene un profesor al que no se le entiende nada, pero al entrar en la red puede encontrar un personaje quien explica y resuelve las dudas de la manera en que sea más claro para uno. Uno de los aspectos más criticados con relación a la educación tradicional es que el profesor enseña a 50 estudiantes de la misma manera y espera que todos aprendan de la misma forma, con la misma metodología, lo que no sucede con las herramientas tecnológicas ni con las comunidades virtuales, en las que se comparten información hasta llegar a tener claridad sobre los asuntos no entendibles.

 

No es que en redes se encuentre toda la teoría, pero con unas bases sólidas es posible recurrir con éxito a esa otra forma de conocimiento, con la que el ser humano es más receptivo. Se trata de un cambio de aprendizaje que no va a eliminar el otro, algo así como decir que los libros dejarán de existir o la lectura será eliminada. Lo que cambia es el método.

 

Francisco Rueda

Pero ¿el método tradicional, que puede ser el profesor o el libro, es obsoleto?

 

Alejandro Recio

El libro es muy eficiente.

 

Francisco Rueda

Si alguien con experiencia en un tema escribió un muy buen libro en donde en 300 páginas condensa en forma organizada y didáctica su conocimiento sobre el tema, ¿podrá ser esto substituido por las redes sociales? Si eso fuera así, surgiría la pregunta: ¿será que la gente ya no va a la universidad porque todo aparece en la red y así vamos a crear arquitectos, médicos, abogados, ingenieros y la gente se vuelve autodidacta a partir de la red, y de las redes sociales? Esa sería  la nueva visión.

 

Alejandro Recio

No creo que sea obsoleto, pero sí creo que cambia porque cada vez es más rápido. Una persona que se demora un año en escribir un libro, cuando lo saca ya alguien por twitter dijo: no vea, esta teoría ya no funciona, ahora es esta teoría. En el caso concreto de la universidad, a mí me enseñaban “Pascal”, lenguajes de programación que cuando salí ya no se usaban. Poner en la hoja de vida que había visto Pascal era casi como decir que se martillar con cincel. Entonces no creo que se vuelva obsoleto, pero sí cambian muchas cosas en la forma de cómo aprovechar esos recursos.

 

Jorge Jaramillo

Estamos inmersos en procesos de transición de lo análogo a lo digital, afectada  por todo lo que hemos venido discutiendo, comprobado en mi experiencia práctica como docente de universidad y alguien inmerso en el uso de las redes sociales y otras herramientas web en los procesos de aprendizaje. Su utilidad ha sido incomparable frente al desarrollo de las clases anteriormente; han  permitido potenciar los temas de discusión y mejorar en forma notable el desarrollo de la cátedra.

Con relación a lo citado en torno a las ventajas y al aprendizaje, al hecho de que cada persona aprende diferente, es un tema que el docente tradicional no necesariamente ha tenido en cuenta, para desarrollar sus clases. Nosotros también lo hicimos cuando nos iniciamos en la docencia, preparábamos las clases bajo el mismo modelo. Se ha evidenciado en muchas investigaciones, que el proceso de aprendizaje de cada quien, es totalmente diferente. Ahí es donde el docente debe tener un abanico de herramientas y de opciones didácticas, para poder jugar con alternativas de aprendizaje. Con esto, quienes capten mejor por el medio auditivo o el medio textual o por el medio audiovisual, ayuda a mejorar el aprendizaje. Ese método tradicional, impartido por milenios está en proceso de transición y de cambio, hacia un nuevo modelo de aprendizaje, evidenciado en esta época.

 

Oscar Varela

Pretender continuar con las metodologías antiguas es algo así como si en el momento en que apareció la escritura, el docente en aquella época hubiera seguido dictando clases orales y le prohibiera a los estudiantes escribir. Los tiempos cambian y hay que acogerse al cambio. La primera medida es que el rol del docente es otro. Ya no es posible poner la información y pretender que sea la verdad revelada, sin tener la intervención de los estudiantes o el aporte de sus críticas para el docente. El docente cambia de rol y deja de ser quien imparte la información, para convertirse en el orientador de la comunicación.

 

Sara Gallardo

¿Lo que quiere decir que esa verdad trajinada por años, empieza a perder su validez?

 

Oscar Varela

Claro. La verdad empieza a ser discutida.

 

Francisco Rueda

Ahí es donde yo no estoy de acuerdo. En Física, por ejemplo, hay unas teorías que ya han sido elaboradas y es difícil que las cuestione un estudiante, quizás cuando sepa mucho, y si es muy brillante, podría hacerlo. O en el caso del Derecho, hay unos principios que se han establecido y que rigen la vida de los países, y es difícil que los cuestione un estudiante. Hay cosas que se pueden cambiar, y ciertas interpretaciones, pero en el Derecho, en la Ingeniería, en la Arquitectura, y en general en todas las disciplinas hay unos principios que no conviene desconocer.

 

Oscar Varela

Pero las verdades son discutibles. Si no Einstein no hubiera tenido la razón jamás. Si yo pusiera la verdad absoluta en la teoría de la relatividad, nunca hubiera existido, porque fue una discusión que se hizo, no en una red social tecnológica, pero sí en una academia social y fue una discusión realizada  desde Alemania hasta Inglaterra. Si mi memoria no me falla, en discusión de un modelo de verdad que existía en ese momento, que era la teoría de Newton sobre la gravedad. Se puso en discusión porque la teoría de la gravedad no funcionaba para Venus y ahí fue donde apareció la teoría de la relatividad. La  verdad siempre está en discusión.

 

Francisco Rueda

Pero pongamos el caso  de un profesor de Derecho experimentado. Hay una experiencia acumulada que no se puede ignorar. No se puede poner en el mismo papel al magistrado que tiene treinta años de experiencia y a un estudiante de Derecho que está en primer semestre. El primero tiene experiencia, conoce, tiene  mucho para comunicar. Hay espacios para discutir cosas, pero  la autoridad del maestro con experiencia y que sabe, esa no se puede discutir. Si ese fuera el caso  la gente podría aprender todo en las redes sociales, sin ayuda de nadie. Tal vez tengo el sesgo de haber enseñado  por muchos años, pero pienso que el profesor que tiene experiencia tiene mucha ventaja sobre el estudiante, y tiene mucho que comunicarle, y eso no se puede perder, porque es un mecanismo muy eficiente de aprendizaje. Ahora, hay cosas para discutir y el profesor es el primero en saberlo, y por supuesto, debe tenerlo en cuenta. Tal vez  en un contexto científico se pueden discutir las teorías, como las discutió Einstein, pero en el contexto de una clase tradicional en donde los estudiantes en principio saben menos que el profesor, ahí es donde está la discusión del paradigma tradicional versus todo lo que uno aprende en redes sociales.

 

Oscar Varela

El concepto de que el estudiante sabe menos que el profesor en cuanto a experiencia es válido. Si tengo cuarenta años de experiencia en un área, es experiencia acumulada vivida. Pero, el proceso de enseñar esa experiencia por más que se intente dar en cuarenta horas de clase, jamás se va  a lograr. ¿Cuál es el proceso que ha cambiado? Es la metodología como impacto de esa experiencia. Sobre el ejemplo de la teoría en torno del Derecho, la teoría sobre el tema puede estar también en la red social para que el estudiante la lea, la revise y asista a clase para discutirla. Ese es el proceso enriquecedor que cambia el modelo tradicional, donde el profesor ponía un poco de documentos para que el estudiante supuestamente llegara con las lecturas hechas, pero la mayoría de ellos no lo hacía. En la red mediante un video, el intercambio de información es enriquecedor. ¿Cambió el modelo? Sí, claro. Porque no es una sola teoría ni un modelo del docente que está presente en el aula, sino que existen otras visiones.

 

Francisco Rueda

Pero el profesor es quien tiene que poner los videos con las diferentes visiones. Es él quien las conoce.

 

Oscar Varela

Cambia el rol del docente porque debe ser más participativo pero no debe entregar todo el contenido hecho, sino que lo debe dar en diferentes pasos.

 

Jairo Rueda

Escucharlos a ustedes hablar sobre el tema del profesor, me hizo reflexionar en torno a que si una persona tiene una experiencia de treinta años enseñando igual,  frente a ella ha visto también la transformación del alumno durante ese tiempo. No es lo mismo una persona que está al nivel del alumno hoy, que hace treinta años, porque se han transformado gracias o por desgracia de los cambios. Pero, lo cierto es que eso le exige al profesor adaptarse y aprender a enseñar de una forma diferente. Porque la función del profesor es tener la satisfacción de que su alumno aprende más que él, lo logra bien pero, de una forma en que el alumno se sienta gratificado. Por ejemplo, para ponerlo a nivel de anécdotas: un alumno entra a estudiar y en la materia de cálculo le va muy mal; él es muy aficionado a las redes y tiene un grupo con el que se reúne  a jugar roles, con gente que aparece en la red de todas partes del mundo. El muchacho desesperado les pide ayuda a sus amigos y ellos empiezan a enseñarle todo lo que le hacía falta. Finalmente, la historia termina en que sacó la mejor nota posible en la materia, y aprendió. Ojala el profesor haya entendido que si cambia los métodos va a tener alumnos más contentos por  haber aprendido a través de él. Obvio, el profesor tiene la bandera porque él es el que pone el tema, él es el que califica, él es el que le da al alumno la medida de cómo está aprendiendo. Pero, si el profesor aprende también las ventajas que hay en la red, puede ser un super profesor.

Jorge Jaramillo

¿En su concepto cómo han afectado las redes sociales el mercadeo y el contacto de las empresas con los clientes? ¿Qué amenazas o aspectos negativos observamos nosotros en este tipo de interacción?

 

Andrés Umaña

Como ya lo hemos mencionado creo que estamos en una etapa de transición en donde las empresas están descubriendo cómo interactuar con sus clientes, a través de redes sociales. Creo que estamos en una etapa de experimentación. Colombia por razones que yo personalmente no tengo muy claras se ha mostrado muy abierta a tener presencia en Facebook, la presencia es fuertísima. Según un estudio del año pasado, somos el séptimo país que pasa más tiempo en redes sociales. Desde mi perspectiva, lo que hemos podido ver en el ejercicio del Derecho es que definitivamente existe la necesidad de tener una participación más personalizada con los clientes, interactuar en un concepto de comunidad. No es lo mismo que una empresa a través de un canal tradicional ofrezca sus productos y servicios, a participar en una comunidad que desea interactuar y opinar.

 

El ejemplo de Timoteo y la propiedad intelectual, ejemplifica muy bien la aproximación que puede tener una empresa en la interacción con sus clientes. Sobre el caso específico de los marcadores, como abogado podría decir que se trata de una violación a la marca de Timoteo y, la empresa podría perseguir a los señores e iniciar acciones judiciales. Y, eso sucede en todo, por ejemplo en La Guerra de las Galaxias con un contenido tan llamativo, todo el mundo quiere interactuar y sacan reproducciones. Técnicamente, esto es una violación de la propiedad intelectual. Pero, el cambio viene cuando las empresas entienden que estamos en una comunidad y que los clientes, los usuarios quieren apropiarse de ese contenido y participar de ese contenido. Siguiendo con el ejemplo de La Guerra de las Galaxias, en lugar de perseguir a cada uno de los jóvenes que están reproduciendo copias ilícitas de la película, lo que uno puede hacer es organizar un concurso del mejor video aficionado sobre ese tema. Es una manera en la cual la empresa utiliza su propio contenido para generar ese contacto con los usuarios y la sensación de comunidad y de participación.

 

Oscar Varela

La red social lo que ha desarrollado es un acercamiento hacia los clientes, principalmente eso, y que las empresas sean beneficiarias de ese acercamiento. Dentro de la red, el manejo de la información es muy delicado y coincido en el respeto que se requiere por el usuario, para no atacarlo con demasiada información. En tal sentido, las redes sociales han cambiado totalmente la forma de mercadear. Es más, la misma red social ha generado nuevos modelos de negocio, nuevas fuentes de trabajo específicas, para solo  hacer publicidad, mediante clips en Google o en Youtube y se han generado los target o enlazadores entre páginas. Entre más clips, mayor visibilidad  en los buscadores, y esto atrae más clientes.

 

Alejandro Recio

Lo que más ha afectado la parte de mercadeo no es solamente ese nuevo nicho que se abre en el que se debe pensar no solamente en el cliente final,  sino en el cliente interno que es de lo que se hablaba en un primer momento;  apoyando un poco lo que Andres decía: “yo tengo que hablar con la gente de la oficina y decirles y decirles…”. Todo esto empieza a afectar y a determinar acciones de mercadeo. Porque cada persona que abre una red social instantáneamente se vuelve de marketing en la empresa. Porque tú puedes poner ahí: “ay, qué pereza, ahorita viene el jefe a pedirme cosas”. Entonces, uno qué entiende, pues qué pereza trabajar en esa empresa. Cada persona empieza a ser fuente importante de marketing dentro de la organización. Afecta la parte interna y otro punto que quería yo anotar ahí es el hecho que hablamos en un principio sobre la personalidad de la compañía. Toda compañía tiene una personalidad. Uno piensa en Brigard y me imagino una persona con corbata, mayor; yo me hago esa imagen y esa imagen debería transmitirse  a través de las redes. Pero el problema con las redes sociales es que escogen a una persona porque tiene cara de joven y debe saber de eso y se contrata para manejarlo. Así mismo, uno empieza a compartir que hoy hay concierto de Madonna, a ver con qué combo nos vamos, pero eso no es algo que compartiría la persona que puede llegar a ser de la compañía. Hay un cambio de conciencia fuerte en cómo empezar ahí, atado a la visión y a los objetivos ya concretos de por qué usar cada red. Las métricas creo que también cambian muchísimo, porque uno en el mercado tradicional está en comerciales, puntos de rating y reportan que lo vieron diez millones de personas. Pero, uno no sabe si lo vieron porque les gustó o qué pasó. Entonces, lo que traen las redes sociales es una cantidad infinita de métricas, que deben ser escogidas de tal manera que representen valor. Por ejemplo, ¿un fan qué representa si a mí lo que me interesa son las ventas? O un like ¿qué me representa si a mí lo que me interesa es el posicionamiento de la marca? Creo que hay muchos conceptos que empiezan a empatar y a cambiar la forma de realizar ese marketing. Los momentos de crisis también son un cambio, para el manejo de la marca, saber qué cosas pueden impactarla y qué cosas las puede aprovechar.

 

Jairo Rueda

Andrés dijo algo que me dejó muy impactado porque claro, él está observando desde su visión de abogado y uno después de la historia que previamente he contado, pues piensa: necesito un abogado que me ayude. Porque cuando uno entra a Facebook y ve esos seguidores que le dan like a una imagen de Timoteo es muy gratificante, pero cuando a la izquierda está esa misma imagen, uno dice: “¡Oh qué dicha! ¿Por qué? Porque esa persona ha utilizado una imagen nuestra para su imagen de perfil o de portada y está haciendo un marketing maravilloso. Cuando yo entro a Google y busco letra Timoteo en imágenes y veo la letra que yo he subido, observo la imagen y dice: hawaian dermatology. Y uno hace clic y resulta que alguien dijo: “Ay, tan divino, lo subo a mi página y se lo cuento a mi jefe”; y va uno y mira otra imagen y pasa lo mismo con otra página y encuentra curso de letra Timoteo en Soacha. Entonces, ¿Cuál es la diferencia? Ahí es que la ayuda del abogado funciona, cuando el fan de Timoteo saca provecho económico sin que tener que responderle. No es que las redes sociales al permitirme ser más capaz de actuar frente a la piratería o al mal uso de los derechos de autor, los abogados vayan a ser menos necesarios. A nosotros nos ayudó porque el hawaian dermatology eran ochocientos y uno no puede establecer, sin quebrarse,  ochocientos procesos. Es un balance el que uno tiene que hacer a la hora de actuar, porque es muy grato tener ochocientos seguidores y también una niña a quien le encanta la letra Timoteo y a quien no puedo enviar a la cárcel, porque la está utilizando en forma inadecuada. Es decir,  si uno aprovecha esa energía producida en la red en forma adecuada, puede reservar los servicios del abogado para los casos realmente de urgencia.

 

Nosotros, por ejemplo, teníamos una pirata que se daba el lujo de decir: “y si quieres unas bonitas imágenes de Timoteo ve al blog”. Y entonces, quitamos todo del blog para que la pirata no se aprovechara del tema, hasta que decidimos poner información interesante y empezamos a ver que en la página nuestra las entradas aumentaban y provenían de ese blog pirata. De esa forma y, muy seguramente sin saberlo, la señora nos estaba devolviendo el favor que le hicimos con nuestros productos y logramos solucionar un problema, además de entenderlo.

 

Jorge Jaramillo

Gracias a las redes sociales, las noticias y eventos de última hora hoy son  transmitidas por el público que las vive. ¿De cara al futuro, cuál será el impacto que esto pueda generar en los medios de comunicación?

 

Alejandro Recio

En cuestión de medios de comunicación, los canales digitales propios se vuelven la fuente donde encontrar la “verdad”. Si la gente quiere saber algo de Timoteo pues va directamente a las redes o al blog de Timoteo, y no se preocupa por buscarlo en El Tiempo o en El Espectador. Nosotros, por ejemplo, tuvimos el caso de Ricky Martin cuando él decidió decirle a todo el mundo que tenía otras orientaciones. Eso lo lanzamos por Twitter y no hubo oportunidad de crear ese amarillismo que de pronto los medios tradicionales tratan de crear para generar un voz a voz mayor. Él simplemente lo dijo muy a su manera, por sus medios, cosa que no generó ninguna otra noticia. Creo que el impacto para los medios de comunicación en el futuro va un poco atado también a lo que dijimos atrás sobre la calidad de contenido, porque ya el contenido real lo va a tener como tal la marca o la persona. Pero, el medio de comunicación tiene que preocuparse por la calidad con la que transmite ese contenido y la forma como lo hace.

 

Andrés Umaña

Entiendo la inmediatez de las noticias, pero en ese sentido, surge el asunto de la reputación. La inmediatez no necesariamente significa credibilidad o veracidad del contenido. Recuerdo cuando hubo la demanda entre Apple y Samsung por las patentes del iPhone; arrancó la noticia de que Samsung había llevado camiones cargados con millones de dólares en monedas de centavo y los había dejado en la puerta de Apple.  Fue una noticia mentirosa que se regó por las redes sociales rapidísimo. En ese contexto, los medios de comunicación tradicionales no pueden ganarle a la inmediatez, porque un periodista trabajando en ese ambiente, tiene que verificar la historia. Calidad en la inmediatez sería el gran reto.

 

Francisco Rueda

A pesar de lo expuesto, los medios no son siempre muy responsables. Es claro que son más objetivos que las redes sociales, pero les falta profundidad y ecuanimidad en los análisis.

 

Andrés Umaña

¿Ustedes vieron el martes los periódicos, después del reinado de belleza? En las redes sociales una foto muy buena donde ponían la primera página de El  Espectador y la primera página de El Tiempo, este con una foto casi de cuerpo entero de la nueva reina nacional de la belleza, mientras que en la primera página de El Espectador aparecía una foto mucho más grande sobre los accidentes ocurridos en el Cauca. La crítica era que El Tiempo nos está nutriendo de puro circo, en lugar de mostrar lo que está pasando en el país.

 

Oscar Varela

Las redes sociales sí han tenido un gran impacto en los medios de comunicación y todos han cambiado. Ya no podemos ver El Tiempo como el periódico escrito, no podemos ver la televisión como un ente autónomo que es la más resistente a todas. La televisión, la radio y los medios escritos los podemos encontrar en Internet y se puede participar con un comentario. Todos los medios de comunicación guardan una intencionalidad y a nosotros no nos enseñaron a entenderla y lo que hacemos es consumir lo que nos dan.

Jairo Rueda

Creo que lo que hemos tratado de entender es cuando uno ve las imágenes en televisión que dicen “en vivo” o “grabado”; las de este último han sido objeto de edición. En las redes, cuando se trata de Twitter los mensajes son en vivo y los errores son muchos, frente a otros espacios en donde es posible corregir hasta la última tilde. Se trata de aprender a discernir. Todos los grandes cambios de la sociedad sirven para muchas personas, pero también hacen daño a otras. Lo importante en este caso es que con la experiencia de tantos errores de la humanidad, estos se puedan aprovechar positivamente.  Yo puedo dejar a mi hijo solo frente a una pantalla toda una tarde o frente al aparato con el cual ingresa a Internet, si le he dado las bases para que entre y sepa lo que busca. Y si puedo hacer eso con una persona pequeña, lo hago con los niños, la siguiente generación está más que salvada. Lo que sucede es todos estamos en peligro, los niños, los jóvenes, los adultos, las empresas grandes y pequeñas, porque hay mucha confusión y la gente se salva por suerte o sale adelante por otras razones.

 

Jorge Jaramillo

En ese punto considero que es supremamente importante la acción del adulto sobre el niño. Hay muchos aspectos positivos, pero también otros tantos negativos, de tal forma que tenemos que estar permanentemente vigilando las diferentes acciones de nuestros hijos, para convertirlas en positivas durante  todos los procesos de aprendizaje y sobre los otros aspectos a los que nos hemos referido.

 

Pasemos a la última pregunta: Hemos visto cómo las redes sociales han influido en la política de las naciones,  ¿qué impacto prevé o visualiza en los mecanismos de consulta ciudadana y a qué plazo los ve en nuestra región?

 

Oscar Varela

Hace poco la caída del imperio egipcio se convocó a través de las redes sociales a todas las masas, para tumbar un régimen que llevaba miles y miles de años. Tal hecho no sé si catalogarlo de bueno o malo, pero lo cierto es que se trata de un poder de convocatoria que tiene hoy la sociedad, antes imposible de obtener. Así mismo fue la convocatoria para la cita en la Plaza de Bolívar en contra de las Farc. Ese tipo de acciones son movimientos que los aprovechan  la política y la sociedad en su beneficio o en su contra.  Igual podríamos hablar de San Andrés y el fallo de La Haya.

 

Francisco Rueda

Y ¿qué tanto funcionan las redes sociales para eso en Colombia?

 

Oscar Varela

En Colombia ese tipo de uso es  muy poco y obedece a una cultura, a que no nos han enseñado a participar activamente. También puede ser producto del miedo a la reacción del Estado en contra de quien opina, porque lo que se publica en las redes sociales no es oculto, puedo cambiar mi nombre, puede que no sea Oscar Varela, sino Juan Pérez y a él pueden llegar. Los estudiantes, por ejemplo, hoy en día son capaces de manifestar su inconformidad, en otras épocas eso no era posible. Esa libertad de expresión con respeto se ve más en la gente joven que en los adultos, sin desconocer el criterio que tenemos todos para opinar sobre determinado tema. El asunto tiene que ver con la cultura y educación.

 

Alejandro Recio

No sé si va para allá; en mi opinión debería ser así, empezar a entender cómo actúa la gente en estos medios, porque a veces se traen tecnologías y movimiento de afuera con las creencias que se tienen en el exterior. Se trae un  movimiento que funcionó en Alemania considerando que va a funcionar aquí y no resulta, porque somos distintos. Somos críticos, quejetas, tenemos otra forma de interactuar, si esa investigación y conocimiento de la cultura se puede aplicar en redes, podríamos llegar a cambiar esas formas de manejar esa política. A veces sale un escrito y lo primero que hace la gente es pronunciarse. Si en Facebook existiera el botón “unlike”, creo que nos encantaría. Lo ideal sería hacer las cosas mucho más personalizadas para nuestra cultura, empezar a entender que somos distintos y que debemos preguntar e interactuar de una forma en que la comunidad se sienta cómoda. Y ahí es donde empieza esa cultura de creación del cliente, para que aporten y no que dañen lo que uno va haciendo. Se trata de poder sacar de la gente conocimiento o cosas que de verdad aporten para el desarrollo de la nación y la región.

 

Francisco Rueda

Y¿será que los políticos están interesados en solicitar esa participación ciudadana?  Porque el medio es espectacular pero ¿a ellos les interesa?

 

Alejandro Recio

Me atrevería a decir que no, con la ilusión de que resultara alguno que sí manifestara interés al respecto. Vale la pena mencionar una frase de Henry Ford que dice que: si le hubiera preguntado a la gente qué quería, me habría  dicho que un caballo más rápido. Si un buen gobernante o un buen líder tiene una visión, poco a poco va llevando a sus seguidores a manifestarse de la manera en que pueda actuar y aprovechar tales opiniones.

 

Andrés Umaña

Me parece muy importante que los políticos puedan utilizar esos medios; para bien o para mal les interesa usarlos. En las campañas políticas hoy en día es un asunto muy importante para hacer presencia y manejarla. Es un elemento fundamental de una campaña política.

 

Francisco Rueda

Pero, ¿no será que les interesa más como herramienta de mercadeo que como mecanismo de participación, no para entender lo que la gente piensa y actuar en consecuencia, sino para tener votos?

 

Andrés Umaña

Se trata de una interacción en que también a la gente se la va moldeando. Parte de la campaña política es entender la dinámica de esas redes sociales y la forma cómo poder influenciar a los seguidores. A nivel de ministerios algunos son muy activos y tienen interés de mover las cosas a través de esas redes sociales, independientemente del objetivo final sí hay esa comunicación. Para bien o para mal entienden que es necesario disponer de ese tipo de comunicación. De hecho hoy más del 40% del país está conectado a Internet y, en consecuencia, es una canal que nadie puede darse el lujo de ignorar.

 

Jairo Rueda

Se me dificulta dar una opinión por una ignorancia buscada, en la medida en que Timoteo nunca se involucra en política. No obstante, si consideramos que para una empresa los comentarios del exterior son buenos para mejorar. Si un político está comprometido con su trabajo, puede lograr esa mejoría con ayuda de sus votantes o las personas interesadas en sus ideas. Así mismo, puede depurar su actuar a través de las redes, para no utilizarlas como una vía incendiaria, “vamos a tomar todos la piedra y hagamos la marcha”. Esos canales sirven y hay casos de éxito a través de los mecanismos de convocatoria por las redes y de convencer a los demás. Si se utilizan esos canales bien para captar las necesidades y las soluciones, las ideas de los mismos que interactúan en la red, tales personas podrían ser unos líderes que tal vez la humanidad no ha podido ver hasta ahora.

 

Jorge Jaramillo

Se habla mucho de los riesgos de seguridad por los falsos contactos y la suplantación en las redes sociales. Siendo esta una herramienta nueva para la sociedad, ¿cuál considera usted que sea la evolución de esta tecnología para evitar o disminuir estos riesgos? ¿Debemos simplemente restringir o prohibir su uso por las personas y/o empresas consideradas vulnerables frente a estos riesgos? ¿Qué estrategias tenemos disponibles para prevenirlos? Con su respuesta a esta inquietud, les agradezco expresar sus conclusiones.

Alejandro Recio

La conclusión más importante va atada al tema de los riesgos. Ingresar a redes sociales significa hacerlo con seriedad, lo que implica tener una visión clara, una propuesta de valor. Tener la certeza del por qué se quiere acceder a tales espacios. La respuesta no debe ser porque el resto de la gente está ahí, sino porque se tomó la decisión después de evaluar los beneficios y los aportes. El equipo que maneja como tal este tema, debe ser preparado y no lo conforma solo la persona que maneja la red, sino la organización o la compañía en su totalidad. Se trata de una cultura y como cultura toma tiempo, constancia y esfuerzo. Creo que si uno cumple o entiende esto como una unidad de negocio, fuerte, que le puede traer beneficios, va a tener en cuenta muchas cosas que van a ser factores decisivos en el momento de una crisis o una buena oportunidad en el mercado.

 

Jorge Jaramillo

En su experiencia ¿ha vivido algún caso especial?

 

Alejandro Recio

Sin citar nombres sí puedo referirme a un caso relacionado con reputación. La empresa que ocasionó el problema inició un chisme por las redes hacia la reputación. Y al respecto, mi opinión es que lo malo que circula por Internet, puede frenarse con información positiva, antes que iniciar ataques en procura de la defensa. Esa fue la estrategia en ese caso para contrarrestar los efectos de un chisme; fue recurrir a los medios para combatirla, con información sobre lo bueno de las acciones realizadas. Contratamos influenciadores, medios de comunicación, algunos grupos y todo enfocado hacia lo positivo, de manera que lo negativo pasó desapercibido y no tuvo un impacto.

 

Jairo Rueda

Las suplantaciones son algo que sufrimos todo el tiempo. Buscamos siempre referirnos en forma positiva, porque la agresión y sobre todo en las redes, una mala palabra u ofensa pueden conducir a una pelea. A todos los asuntos hay que darles la forma justa para que resulten en positivo, precisamente porque todo es público y puede hacerse mucho daño. También las rectificaciones tienen un efecto igual de profundo, si se hacen en forma correcta.

 

Y, para concluir, es importante tener en cuenta que en una sociedad lo que pase beneficia a los niños, quienes son la reserva de la comunidad. En nuestro caso particular, lo que hacemos puede llamar la atención de los niños y tenemos que ser muy cuidadosos, para que el mensaje les lleve algo bueno, y positivo.

 

Jorge Jaramillo

¿Qué estrategia propondría para intentar prevenir los riesgos?

 

Jorge Rueda

Una vez me encontré con una amiga que tiene hijos de la edad de los míos, en ese entonces su hija debía tener 8 años y me dice “a la niña yo sí tengo que prevenirla porque qué tal que la toquen y entonces la senté y le dije mijita:…” Fue tan impresionante todo lo que escuché que pensé, ojalá su hija no se encuentre con los míos, porque ya sabe todo. Lo importante es entender que así como hay tantas horas de luz, las hay también de oscuridad, para reponerse. Y las de claridad son para trabajar moviendo la mente y el espíritu. Desde lo positivo se puede convivir con lo negativo, porque esto también tiene su encanto.

 

Andrés Umaña

A manera de conclusión, riesgos de seguridad hay muchos y es precisamente una de las preocupaciones que tenemos que manejar como abogados. Y el mensaje es que la solución no es evitar lo negativo que pueda aparecer, sino aprender a manejarlo y es parte de lo que todos estamos haciendo.  Uno como abogado advierte sobre lo que no se puede hacer frente a los riesgos que existen, pero otra manera de verlo es balanceando los riesgos frente a las ventajas, saliendo adelante y manejándolos. El mensaje es positivo y hay que seguir interactuando con el fenómeno, tanto las personas como las empresas.

Oscar Varela

Sobre los riesgos, considero que no hay sistema ni modelo seguro, todo está expuesto a una suplantación, todos son vulnerables a convertirse en víctimas de lo negativo. Protegerse resulta muy costoso. Lo que uno debería hacer como persona natural es tener cuidado de los datos que pone en su Facebook, toda vez que a través de esa información está expuesto a muchas situaciones difíciles.  Debe existir una parte de intimidad, porque una vez que uno cuelga algo en la red, pertenece a ella, es pública.

 

Mis conclusiones: aprender a desaprender, no todo lo malo es malo, así me hayan explicado toda la vida ese concepto. En el caso de las acciones impropias que puedan afectar a una persona o a una empresa en la red, se trata de volver lo negativo en positivo. Las redes sociales nos están incluyendo a todos y debemos prepararnos para poder participar de esa inclusión. Además de no perder la capacidad de asombro, siempre hay algo que la gente tiene para decir. Se trata de un modelo continuo de conocimiento y aprendizaje en relaciones con otras personas.

 

Sara Gallardo M.Periodista comunicadora, universidad Jorge Tadeo Lozano. Ha sido directora de las revistas “Uno y Cero”, “Gestión Gerencial” y “Acuc Noticias”. Editora de Aló Computadores del diario El Tiempo. Redactora en las revistas Cambio 16, Cambio y Clase Empresarial. Ha sido corresponsal de la revista Infochannel de México y de los diarios “La Prensa” de Panamá y “La Prensa Gráfica” de El Salvador. Autora del libro “Lo que cuesta el abuso del poder”. Investigadora en publicaciones culturales. Gerente de Comunicaciones y Servicio al Comensal en Andrés Carne de Res, empresa de 1800 empleados; corresponsal de la revista IN de Lanchile. Es editora de esta publicación.

 

 

Califique este elemento
(3 votes)
Leido 24865 veces Modificado por ultima vez Jueves, 13 Diciembre 2012 17:54

Ingrese su comentario

Por favor confirme que ingreso la informacion requerida. Codigo HTML no esta permitido

Edición No. 125

Patrocinadores Edición 125

 

   

 

      

 

 

Actividades Académicas

 

Sobre ACIS

La Asociación Colombiana de Ingenieros de Sistemas es una organización sin ánimo de lucro que agrupa a más de 1500 profesionales en el área de sistemas. ACIS nació en 1975 agrupando entonces a un número pequeño de profesionales en sistemas. Más información