Síga a ACIS en:                                                           

youtubetwitterlinkedinfacebook   

Redes Sociales: La revolución del ciudadano

Escrito por  Jueves, 13 Diciembre 2012 14:51

No hay espacio en la sociedad ajeno al impacto que su aparición ha causado. Las redes sociales nos están reventando en la cara. No hemos terminado de entender las que existen, cuando aparecen otras nuevas que comienzan a marcar la agenda de lo digital. Hubiésemos querido que aparecieran en los años 50, quizás así las tendríamos medianamente dominadas. Pero no, no fue así.

 

Escrito por: Víctor Solano

 

Las redes sociales nos están reventando en la cara. No hemos terminado de entender las que existen, cuando aparecen otras nuevas que comienzan a marcar la agenda de lo digital. Hubiésemos querido que aparecieran en los años 50,  quizás así las tendríamos medianamente dominadas. Pero no, no fue así.

 

El 4 de febrero de 2008, cuando se celebró la marcha de No más Farc, armada por la organización espontánea y ciudadana Colombia soy yo, no solo nacía una ONG, sino una nueva forma de movilización de los ciudadanos. Ese día, el grupo en Facebook llegaba a 385.000 miembros, mientras que toda la red colombiana en esa misma plataforma alcanzaba los 450.000, un indicador bastante diciente de cuánto hizo ese grupo por estimular la participación ciudadana en ese espacio virtual.

 

Eso quiere decir que los colombianos, o muchos de los colombianos, conocieron Facebook por obra y gracia de esa manifestación pública.

 

Actualmente, en las oficinas centrales de Facebook en Estados Unidos, la marcha del 4F es estudiada y seguida con pasión como un hito de las redes sociales en todo el mundo.

 

Colombia ha estado siempre entre los 15 países con mayor uso de esa red y en Latinoamérica solo es superada en un estrecho margen por Argentina. Existen aproximadamente 18 millones de usuarios de Facebook en Colombia.

 

Aunque ya ha ido desacelerándose el encanto por Facebook en aquellos que fueron pioneros y ya algunos manifiestan que se pierde tiempo, todavía hay una fascinación por esta red

 

¿Pero qué es lo que hace que a los colombianos nos guste tanto estar en las redes?

 

A los colombianos parece que les fascina la sensación de sentirse conectados como nodos en una red. Facebook nos permite ser gregarios de nuestros contactos y pretendemos que los demás lo sean de nuestros contenidos. No obstante, Twitter se convierte en la red/medio social que crece con mayor celeridad. Se calcula que hay casi 7 millones de usuarios.

 

Y es justamente esta plataforma la que se convierte en el ícono de la revolución digital, la crema del entorno 2.0. Las empresas y sus marcas han visto que hay que tener presencia en esta y en otras redes sociales, toda vez que nuevos líderes de opinión emergen y sus posiciones frente a una situación o una marca resultan determinantes en la toma de decisiones de miles de personas.

 

Los medios de comunicación

El escenario cambió. Es así de sencillo. La información circula en tiempo real y los líderes de gobierno se enteran de la guerra a través de la televisión, en lugar de la vía diplomática. Eso nos ha llevado a considerar que la velocidad de las noticias transformó el papel de la información en los acontecimientos y pasó a ser parte activa, actor del conflicto y hasta herramienta en la toma de decisiones.

 

En otras palabras, el consumidor de medios demanda información más actual, más personalizada, y profunda cuando así se requiera. Como dijera Héctor Lavoe “¿Y para qué leer un periódico de ayer?”. En ese sentido, los usuarios sólo se han venido quedando con aquellos medios interactivos que,aunque lespuedan ofrecer toda clase de información, lespermiten la personalización,y con las redes sociales que suelen ser escenarios más dinámicos para enterarse.

 

Ahora los medios tienen la oportunidad de llegar a millones de usuarios con contenidos personalizados y noticias inmediatas; el ciudadano se alimenta informativamente desde el móvil,como su base de operaciones y nuevo oráculo. Prácticamente,ahora en cualquier dispositivo móvil tiene la capacidad de capturar videos, hacer fotografías, grabar clips de audio y enviar textos.

 

La ‘mala noticia’ para los periodistas que no han caído en cuenta de este fenómeno,es que los ciudadanos de a pie, sí. La buena noticia para ellos es que eso no debe ser una mala noticia,porque ahora escribir un artículo es realmente construir un diálogo a muchas voces con personas a quienes ni siquiera se conoce. El punto final dejará de existir tal como lo conocemos hoy. Los relatos antes unidireccionales se transforman en conversaciones de ciudadanos on line. Ha llegado el día en que cada artículo periodístico deja de tener ese punto final para solo disponer depuntos seguidos…

 

Redes para movilizar voluntades y salvar vidas

En Colombia son numerosos los ejemplos de movilización ciudadana a través de las redes sociales. Además del famoso #4F en 2008, los ciudadanos se unieron en 2010 y desde sus casas o desde las calles ayudaron a recoger donaciones para las víctimas de la ola invernal que acabó con miles de hogares. Así nació la #BrigadaDigital, una iniciativa que nació en los ciudadanos y que ha sido avalada por el Ministerio de las TIC para promover el uso solidario y responsable de las redes sociales en el país. Hoy en día, la #BrigadaDigital tiene cerca de 15 escuadrones con un poco más de mil voluntarios, en distintos temas de participación ciudadana.

 

A mediados de este año, ciudadanos y medios de comunicación del oriente antioqueño decidieron poner una conversación en la agenda pública y lo hicieron a través de las redes sociales. El manejo de residuos sólidos en el departamento fue algo que no dejaron pasar por alto los miembros de la sociedad civil, esa sociedad informada y que arma sus argumentaciones desde el contexto. Hoy, la gobernación del departamento define con consultas a los ciudadanos, el manejo más adecuado.

 

A comienzos de este año, Catalina López Jaramillo (@catalojara88), una humilde oficinista de Medellín con muy pocos seguidores en Twitter fue capaz de movilizar corazones en toda Colombia alrededor de una causa: salvarle la vida a una recién nacida que nació con sífilis y luxación de cadera, luego de un tortuoso embarazo de su madre con retardo mental y un padre que nunca conoció, porque fue un violador que se escapó. La pequeña Valentina recibió la solidaridad de cientos de colombianos en Colombia, México, Francia, Chile y Estados Unidos quienes  enviaron ropa, leche en polvo, cremas antipañalitis y otras ayudas. Valentina recibió asistencia médica y está en tratamiento. Alguien que no la conoce en Medellín le paga medicina prepagada; una familia de clase media, desde Bogotá y que tampoco conoce a Valentina, decidió pagar una fiducia que le garantizará la educación hasta que se gradúe como profesional.

 

En junio y julio de este año, los ciudadanos se preguntaron en las redes por las implicaciones que podría traer un proyecto de ley de Reforma a la Justicia, en caso de que fuese aprobado por el Congreso de la República. En cuestión de horas, un espontáneo grupo de profesionales de distintas disciplinas se reunió una noche y decidió lanzarse al agua con el poco sugestivo nombre de Movimiento Constituyente Primario. Esa noche, al unísono, lanzaron un hashtag para anunciar que ya estaban pensando cómo hacer caer el proyecto de reforma: #SeMueveLaContraReforma. Durante tres días se sostuvo como tendencia en Twitter y todavía tiene el récord de ser el hashtag político con mayor duración en Colombia. Al final, la presión ciudadana logró que el presidente Santos pidiera no aprobar el proyecto y, el poder legislativo tuvo que resignarse a deponer sus intereses en favor de los ciudadanos.

 

Esas y otras experiencias como las movilizaciones de #YoSoyComuna8, #Twitteraton o el caso de Rosa Elvira Cely han mostrado el poder de la gente cuando usa redes sociales con propósito, tesón y convicción.

 

La clave está en los contenidos

Así como las anteriores experiencias evidencian el poder de la solidaridad, en el mundo de las organizaciones las redes sociales también han tenido un impacto que no se antojaba hace un poco más de cinco años.

 

A diferencia de la publicidad convencional, en las redes sociales se privilegia el contenido y, en ese sentido, las referencias que los líderes digitales dan sobre bienes o servicios. Así las cosas, las marcas han venido contactando discretamente a quienes tienen no solo más seguidores en Twitter, sino a quienes han logrado establecer una interacción constante, sincera y nutrida con sus audiencias.

 

Coleccionar followers lo puede lograr con cierta facilidad cualquier celebridad, pero conversar con el público lo han logrado personas menos famosas, pero con la capacidad para entender que se está en una conversación de largo aliento.

 

Así mismo, redes como LinkedIn entran a formar parte de las plataformas que más posibilidades van a entregar a sus usuarios, sean estos individuos o empresas. En esta red social, que comenzó casi como una ventana para que los profesionales crearan sus perfiles laborales y hacer networking, ahora dispone de nuevas herramientas para que las empresas se interconecten en una relación B2B (business to business), además de la obvia posibilidad de cazar talentos.

 

De esta manera, lo que las empresas tienen que mirar es cómo entran a ‘la fiesta’ sin que sus trajes sean demasiado formales, pero sin descuidar los objetivos de comunicación. En las redes sociales, la comunicación suele ser más informal porque se juega de visitante en la arena de los ciudadanos. Hay objetivos que pueden estar encaminados a la conversación o al Servicio al Cliente, como una ventana complementaria a los servicios de contact center o a la generación de demanda.

 

Sin que nos den mucho chance de pensarlo, para bien o para mal, las redes sociales son una realidad en la sociedad. Individuos y organizaciones ya están en las redes aunque su presencia no sea definida por las mismas empresas. Las organizaciones no deberían dejar que la presencia sea definida exclusivamente por otros; en cambio deben aprovechar que el mercado está en ebullición, para posicionar su marca en la categoría que a ellas les interesa.

 

Víctor Solano. Consultor de InTacto Comunicaciones. Es periodista y autor del blog ¿Comunicación? (www.victorsolano.com) Es uno de los líderes de opinión digital más influyentes en Colombia. Fue uno de los activistas que logró que se cayera el proyecto de Reforma a la Justicia, gracias al uso de redes sociales. Asesora a varias compañías multinacionales en temas de reputación online. En Twitter es @Solano

 

Califique este elemento
(2 votes)
Leido 17519 veces Modificado por ultima vez Lunes, 17 Diciembre 2012 20:43

Ingrese su comentario

Por favor confirme que ingreso la informacion requerida. Codigo HTML no esta permitido

Edición No. 125

Patrocinadores Edición 125

 

   

 

      

 

 

Actividades Académicas

 

Sobre ACIS

La Asociación Colombiana de Ingenieros de Sistemas es una organización sin ánimo de lucro que agrupa a más de 1500 profesionales en el área de sistemas. ACIS nació en 1975 agrupando entonces a un número pequeño de profesionales en sistemas. Más información